El término “estimulación temprana” suele repetirse en muchos lados una vez que se tiene un hijo. Seguramente ha recibido la recomendación de su pediatra de realizar algunas actividades que estimulen a su pequeño e, incluso, entre madres y padres es una práctica común hablar al respecto. Pero, realmente, ¿qué ventajas tiene la estimulación temprana?

En general, se pueden dividir en tres diferentes áreas integrales del desarrollo infantil; el físico, el mental y el afectivo. A continuación, detallamos las ventajas de la estimulación temprana para cada uno de ellos.

Desarrollo físico

El fortalecimiento de los músculos, articulaciones y huesos es una de las ventajas de la estimulación temprana pues, a través del juego, el niño realiza actividades de control y fortaleza de su cuerpo que colaboran con su resistencia y desarrollo.

Además, también se procura el desarrollo de defensas contra enfermedades pues el pequeño se rodea de ambientes que, aunque controlados, difieren de su hogar por lo que, al exponerse a ellos, se colabora a mejorar la resistencia a enfermedades.

Desarrollo mental

El juego que se realiza en las actividades de estimulación temprana fomenta la inteligencia, desarrolla el sentido común y fomenta el deseo de aprender y generar soluciones a diferentes clases de situaciones.

Desarrollo emocional

Otra de las ventajas de la estimulación temprana es su colaboración con el desarrollo emocional del pequeño. Éste se da en dos aspectos, el primero de ellos con los padres, pues estrecha y promueve el lazo afectivo al compartir las actividades de juego. Y el segundo, ayuda al niño a generar sentimientos como la empatía y la confianza.

En Colegio Mexicano de Veracruz incluimos actividades de estimulación temprana con nuestros niños de nieveles maternal y preescolar por lo que no sólo colaboramos con su formación académica, sino también con su desarrollo personal. Si le interesa visitarnos para conocer más de nuestro colegio o bien, desea llamarnos, puede contactarnos aquí, le atenderemos con todo gusto.